APROXIMACIÓN A LA PRUEBA DE LA HUELLA EN EL TIEMPO

Servicios digitales 4.0

APROXIMACIÓN A LA PRUEBA DE LA HUELLA EN EL TIEMPO

En la actualidad, justo a los pocos meses de la entrada en vigor de la RGPD, los poderes legislativos de todo el mundo se enfrentan a nuevos retos informáticos que deben ser asimilados por la sociedad bajo el prisma de la justicia, la equidad y la igualdad, bajo el mismo paraguas de los valores humanos informadores de los actos legislativos. 

Estos nuevos retos aparecen como el resultado de una globalización del sistema de comunicación telemático denominado Internet y los últimos avances informáticos. Con la aparición de las conexiones integrales compartidas de información y datos, ha irrumpido una nueva tecnología que se ha denominado Blockchain o, cadena de bloques en su traducción.

Ingenieros informáticos, matemáticos y programadores se han organizado, sin importar su localización geográfica, dando soporte mediante el despliegue de nodos distribuidos de manera descentralizada por todo el mundo cuyo único propósito es mantener una copia íntegra y confiable de toda la cadena de bloques. Estos nodos ofrecen y ponen a disposición de la sociedad nuevas herramientas y funcionalidades con una gran proyección de usabilidad y aplicación en los diversos campos de la actividad humana. 

Estamos presenciando lo que, seguramente, no es más que la punta del iceberg de una nueva tecnología que va a afectar a todos los ámbitos de la vida doméstica y social en los futuros años. Con ello, se pretende ordenar la vida social, favorecer las condiciones de habitabilidad en las ciudades y simplificar todo tipo de procesos.  

En la Blockchain se están llevando a cabo diferentes servicios apoyándose en las importantes características que esta ofrece, generando grandes expectativas en todos los sectores y, en donde la prueba de la huella o vestigio en el tiempo vienen aportar un gran valor gracias a la inmutabilidad y trazabilidad que esta ofrece. 

La huella en el tiempo por tanto nos va a permitir que documentos digitales, multimedia o incluso webs, generen prueba de existencia, integridad y autenticidad, mediante un sello de tiempo en la Blockchain basándose en la fecha y hora de registro de la información, pero protegiendo el contenido del documento original ya que este no se comparte. Esto va a tener efectos jurídicos inmediatos transformando nuestra concepción del derecho en determinados aspectos materiales y procesales. 

La huella del tiempo de un fichero en la blockchain, es por tanto, la publicación de un artilugio criptográfico o resumen digital mediante una transacción enviada a la blockchain. Como las transacciones quedan firmadas por la cadena de bloques con marcas de tiempo incluídas,  en millares de ordenadores queda constancia de la misma información, dando prueba de su existencia en un momento preciso en el curso del tiempo.

Esta nueva concepción de las acciones informáticas, nos plantea nuevas cuestiones jurídicas, puesto que la informática ya no se limita simplemente a ser la representación gráfica-electrónica de un documento físico, sino que está aportando un plus de credibilidad e invariabilidad. En otras palabras, en el futuro, en los Juzgados, ya no se aportará como “prueba más documental: el archivo informático con copia del contrato”, sino que se aportará una prueba informática en sí misma plena y con efectos jurídicos materiales inmediatos y procesales.    

Las cuestiones jurídicas de la prueba de la huella en el tiempo, las abordaremos en un próximo artículo para no extendernos en el presente ni desvirtuar el carácter introductorio de éste.

Publicado originalmente en Medium

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *